Menu

A network for all who care about the conservation of our world and who want to see it achieved with justice, compassion, dignity and honesty.

The Indigenous Guard of the Shipibo people confront exclusionary conservation in Peru and propose an Indigenous Ecological Area

FPP - Press Release - In Spanish

La Guardia indígena del pueblo shipibo en Perú a través de un reciente pronunciamiento interpela al paradigma de la conservación excluyente en la región de Ucayali, donde el Área de Conservación Regional (ACR) Lago Imiria ha recortado el acceso a diversas estrategias de medios de vida de las comunidades locales y tampoco ha sido gestionada debidamente por las autoridades ambientales que la crearon. La Guardia exige un modelo alternativo como área de conservación indígena.

La Guardia Indígena del pueblo Shipibo fue creada en noviembre del 2021 en el Primer Encuentro Regional de Guardias Indígenas Amazónicas frente al avance de las economías ilegales, la deforestación y otras amenazas territoriales en las comunidades shipibas, así como por la poca protección que les ofrece el Estado peruano para salvaguardar sus vidas. Desde el ejercicio de su propia autonomía, el pueblo Shipibo decidió organizarse para brindar una seguridad interna a sus comunidades con alcance territorial: La protección y recuperación de sus territorios.

Lea la propuesta : Lago Imiria: Hacia un Área Ecológica Indígena

Así la Guardia ha venido también cuestionando otro de los problemas que enfrentan sus comunidades, como el de la imposición de un modelo de conservación de la biodiversidad que las excluye. Este es el caso del ACR lago Imiria, que como en algunas otras áreas naturales protegidas del Perúfue creada sin pasar por un proceso adecuado de Consulta Previa para la obtención de un consentimiento previo, libre e informado, tal como lo demanda el derecho internacional que ampara a los pueblos indígenas, e incluso el Tribunal Constitucional peruano.

En un reciente pronunciamiento, la Guardia Indígena del pueblo Shipibo denuncia algunas de las actividades que vienen afectando a sus comunidades en el lago Imiria como: i) pesca ilegal que involucra a grandes empresas pescadoras proveniente de la ciudad de Pucallpa; ii) tráfico de productos maderables, no maderables y de fauna silvestre; iii) aumento de invasión a territorios comunales, deforestación e incremento de actores relacionados al narcotráfico; iv) contaminación del lago y de los bosques aledaños debido a residuos químicos de las parcelas de coca y venenos usados para la pesca. Además, el pronunciamiento hace énfasis en el recorte al acceso a los recursos del lago por parte del ACR.

Finalmente, la Guardia Indígena del pueblo Shipibo exige: 1. Salida legal de ACR, 2. Formación del Área Ecológica Indígena – administrada por la población local; y 3. Presupuesto proporcional al tamaño de la nueva área constituida por las comunidades indígenas y caseríos que han expresado que el modelo de ACR Lago Imiria no ha cumplido con las expectativas de gestión desde su creación impuesta, y por otro lado ha violado derechos fundamentales recortando el acceso a medios de vida tradicionales.